BRANDING DESDE ADENTRO: Cultura corporativa como promotor de Marca

La cultura corporativa de una empresa, además de mantener un buen ambiente de trabajo y personal contento, satisfecho y comprometido, tiene beneficios más allá del área de recursos humanos. Una buena cultura corporativa, puede ser en sí misma, una fuente de posicionamiento de marca para la empresa. En este artículo, exploraremos dichos beneficios y los aspectos críticos para comenzar a generar una excelente cultura corporativa.

¿Se han preguntado alguna vez si el personal que trabaja dentro de su empresa se siente satisfecho? Seguramente la respuesta será sí, en dado caso, ¿de qué forma evalúan dicha satisfacción? ¿con qué periodicidad? ¿conocen las necesidades de su personal? ¿las relaciones que se dan dentro de la empresa son frías o la cultura de la misma promueve generar relaciones más estrechas dentro del ambiente de trabajo? Etc, etc etc; ésta y un sinnúmero de preguntas podrían seguir haciéndose respecto a la cultura laboral de una empresa.

Si bien es cierto, que muchas empresas manejan criterios e indicadores para generar una buena cultura corporativa, la realidad es que en muchos casos, no pasan de ser precisamente eso, “criterios” e “indicadores”, y realmente no existe en sí una verdadera cultura corporativa que se dé de forma natural y sea legítima, por lo que en la mayoría de los casos, dicha cultura corporativa podría reducirse a algo muy cercano 0. Lo anterior, considerando, que el 87% de los empleados no se siente comprometido con su trabajo, de acuerdo a un estudio realizado por Gallup.[i]

Por otro lado, es necesario enfatizar que conforme avanzan las generaciones, también avanzan las necesidades del personal dentro de una empresa, ahora las generaciones jóvenes (Millenians), buscan más un equilibrio entre su vida personal y laboral, mientras que las generaciones anteriores (Baby Boomers) en lo general priorizaban el trabajo ante todo. Pues bien, ante estos cambios generacionales en el comportamiento individual, es momento también de que las empresas replanteen sus “criterios” para construir una sólida cultura corporativa.

Hoy en día, ya no basta con buscar los mejores planes de compensación monetarios, prestaciones adicionales (seguro médico, seguro de vida, etc) o incluso, sistemas de reconocimiento por desempeño laboral o trayectoria para la plantilla laboral; aunque si bien, siguen siendo “criterios” importantes para que exista una buena cultura laboral, desde el momento en que cada vez son más las empresas que ofrecen dichos beneficios, se vuelven ya no algo excepcional, sino un requisito mínimo para aceptar un trabajo; esto nos lleva, a que en realidad, la verdadera cultura corporativa debe construirse de forma más “orgánica”, y su valor real parte de cuestiones un poco más intangibles, como son los valores.

De acuerdo a los expertos, construir una buena cultura corporativa basada en valores (confianza, trabajo en equipo, servicio, etc.), pero OJO no solamente pegarlos en la entrada de la oficina, sino realmente vivirlos, es la mejor forma de crear una cultura corporativa exitosa.

Por lo tanto, crear una buena cultura corporativa, implica un posición “activa” por parte de la empresa, definiendo los valores de la misma y los valores y características comunes que debe compartir el equipo de trabajo; y no por el contrario, una posición “pasiva”, en dónde la empresa se limite a contratar personal “esperando” cumplan con el perfil requerido.

Ahora, tal vez estén pensando, y ¿qué tiene que ver la cultura corporativa con el Marketing? ¿Y el por qué hacemos tanto énfasis en el tema? Pues bien, la respuesta es: TIENE TODO QUE VER. Aquí les decimos por qué:

  1. Branding: Así como los clientes insatisfechos pasan la voz X cantidad de veces ante un buen o mal servicio, de igual forma, el personal laboral (que en realidad son clientes internos), pasan la voz ante la satisfacción o insatisfacción en el trabajo, y con ello, implícitamente están haciendo “Branding” positivo o negativo a la empresa.
  2. Desempeño: Cuando el personal de una empresa está satisfecho y contento, hace las cosas de mejor forma y con mayor efectividad, así que de entrada el desempeño de la empresa puede darse significativamente mucho mejor de forma natural, y un buen desempeño nos lleva a mayor número de clientes satisfechos.
  3. Defensores de marca: El compromiso, contar con una plantilla laboral comprometida, hará que el personal, esté siempre dispuesto a dar lo mejor de sí, a defender la marca y a ponerse realmente la camiseta.
  4. Servicio al cliente: la mejor forma de garantizar el servicio al cliente, de nada sirve un ejército de ejecutivos de servicio al cliente malhumorados e insatisfechos, en cambio, algunos pocos con una buena actitud, pueden ser la diferencia para dejar a un cliente feliz.

Crear una verdadera cultura corporativa dentro del ambiente de trabajo, no sólo es un reto para  directores, gerentes y el Depto. de recursos humanos, sino que además representa un área de oportunidad enorme para promover a la empresa en sí.

En fin, en general, tener una buena cultura corporativa además de tener personal satisfecho, también VENDE hacia afuera. Así que, ahora que ya lo saben, ¿qué están esperando para rediseñar la cultura de trabajo de su empresa?

 

Por Nancy Ortiz / Marketera

@Marketeras

 

´Fuentes consultadas:


  1. [i] http://www.expansion.com/2013/10/16/emprendedores-empleo/emprendimiento/1381949663.html